nav
contact

Coronavirus (COVID-19) Updates

Wearing a cloth face covering may prevent you from spreading respiratory droplets. If everyone wears a cloth face covering when out in public, the risk of exposure to COVID-19 can be reduced in our community. More About Face Coverings

Our Care Options | More COVID-19 Updates 

  • KidsHealth
  • New Patient Appointments

    Locally

    336-716-WAKE

    Toll-free

    888-716-WAKE

  • Returning Patient Appointments

    Contact Clinic Directly


  • Request an Appointment Online

Metanfetamina

Metanfetamina

Read this article in English

Qué es:

Las metanfetaminas son estimulantes, un tipo de droga que hace que la gente siga despierta y en continua actividad con una menor necesidad de dormir.

Estas drogas se venden en forma de pastillas, polvo o cristales a trocitos, llamados hielo o cristal. "Hielo" o "cristal" son los apodos de la metanfetamina cuando se toma en forma de cristal; es una droga popular, sobre todo entre los adultos jóvenes y quienes van a muchas salas de fiestas y clubs nocturnos.

A veces llamada:

Speed, uppers, meth, crystal meth, chalk, ice, glass, Christmas tree, crank (sobre todo cuando se consume por vía inyectable) en EE.UU. Es español, se conoce como hielo, cristal, vidrio, tiza, meta, met y anfeta.

Cómo se usa:

La metanfetamina se puede tragar, fumar o inyectar en una vena.

Qué hace:

Tragada o esnifada, la metanfetamina da al consumidor un fuerte subidón. Las inyecciones crean un fuerte pero rápido subidón (conocido como flash o fogonazo).

La gente que abusa de la metanfetamina se siente rebosante de energía. Cree que la droga permitirá que sus cuerpos sigan y sigan funcionando. Pero la metanfetamina es muy perjudicial para el cuerpo y para el cerebro, sobre todo cuando se consume repetidamente.

Sus efectos secundarios incluyen la respiración rápida, la frecuencia cardíaca irregular y la hipertensión arterial. Los consumidores se quejan de sudoración, dolores de cabeza, visión borrosa, sequedad de boca, ráfagas de calor y mareos. Puesto que esta droga suele reducir e, incluso, eliminar el apetito, se ha usado como una estrategia dietética peligrosa para que la gente pierda peso rápidamente.

La "boca de meth" es otro riesgo añadido. El importante deterioro de la dentadura y la enfermedad de las encías suelen hacer que se rompan y se caigan los dientes.

El uso prolongado de metanfetaminas pude acarrear daño cerebral, que puede dar lugar a problemas en la memoria y en los movimientos corporales, y puede causar cambios de humor y conducta violenta.

Cuando se consume en grandes dosis, la meth puede causar una temperatura corporal peligrosamente alta, confusión, convulsiones (movimientos corporales incontrolados) y hasta la muerte.

Reviewed by: Steven Dowshen, MD
Date reviewed: 2018-05-07