nav
contact

¿Por qué tengo que lavarme las manos después de ir al cuarto de baño?

¿Por qué tengo que lavarme las manos después de ir al cuarto de baño?

Read this in English(Why Do I Have to Wash My Hands After Using the Bathroom?)

Tal vez te preguntes por qué lavarse las manos en tan importante después de ir al cuarto de baño. Como dijo un niño: "Si no me lavo las manos cada vez que me toco el estómago, ¿por qué me las tengo que lavar cada vez que hago pipí?"

El problema no consiste necesariamente en tocarte el cuerpo cuando utilizas el cuarto de baño, si bien puede haber más gérmenes en las partes del cuerpo que te tocas cuando vas al baño que en otras partes del cuerpo, como el codo. El principal problema es que muchas personas utilizan el cuarto de baño y cada una de ellas es portadora de gérmenes que puede trasmitir a otras personas.

La caca, sobre todo, contiene muchos gérmenes, como E. coli, que te pueden trasmitir enfermedades. Estos gérmenes son diminutos e invisibles, de modo que pueden quedar ocultos en el grifo del lavabo, el pomo de la puerta y otras superficies del cuarto de baño.

En el cuarto de baño es muy fácil que tus manos entre en contacto con gérmenes nocivos y, si no te las lavas bien, te los podrías llevar. Esos gérmenes podrían entrar en tu cuerpo y te podrían poner enfermo, como cuando comes el almuerzo con las manos sucias. O podrías trasmitir una enfermedad a otra persona, ¡como cuando das la mano a un buen amigo con las manos llenas de gérmenes y luego él se come su almuerzo!

Lavándote las manos, te desharás de esos gérmenes procedentes del cuarto de baño, protegiéndote a ti mismo y a los demás. Aparte de lavarte las manos, es posible que debas seguir unas precauciones extra cuando utilices baños públicos. Cuantas menos superficies toques, mejor. Puedes utilizar una toallita de papel para cerrar el grifo y para abrir la puerta cuando salgas.

Y, aunque es posible que te sorprendan los retretes automáticos, ayudan a reducir los gérmenes porqué en ellos se tira de la cadena automáticamente. Por suerte, muchos baños públicos disponen de retretes automáticos, dispensadores de agua, de jabón y de toallitas (o secadores de manos). ¡Viva la tecnología, que echa una mano a tus manos!

Revisado por: Rupal Christine Gupta, MD
Fecha de la revisión: agostos de 2014