nav
contact

Coronavirus (COVID-19) Updates

Wearing a cloth face covering may prevent you from spreading respiratory droplets. If everyone wears a cloth face covering when out in public, the risk of exposure to COVID-19 can be reduced in our community. More About Face Coverings

Our Care Options | More COVID-19 Updates 

  • KidsHealth
  • New Patient Appointments

    Locally

    336-716-WAKE

    Toll-free

    888-716-WAKE

  • Returning Patient Appointments

    Contact Clinic Directly


  • Request an Appointment Online

Preguntas frecuentes acerca de la lactancia materna: Cómo empezar

Preguntas frecuentes acerca de la lactancia materna: Cómo empezar

Read this article in English

Amamantar a un bebé es lo más natural, pero la lactancia materna requiere práctica para hacerla bien. He aquí lo que necesita saber para empezar a amamantar a su bebé.

¿Cuándo me subirá la leche?

Durante los días inmediatamente posteriores al nacimiento de su bebé, su cuerpo fabricará calostro, una especie de anticipo de la leche o "leche de prueba" muy rica en nutrientes. El calostro tiene muchos efectos beneficiosos para el bebé, incluyendo sus nutrientes, que estimulan el sistema inmunitario, ayudando a combatir las infecciones.

En algunas mujeres, el calostro es espeso y amarillento. En otras, es más líquido y acuoso. El calostro fluye desde el pezón muy lentamente para que el bebé vaya aprendiendo a mamar, una habilidad que implica coordinar las conductas de succionar, respirar y tragar.

Cuando usted lleve aproximadamente de tres a cuatro días fabricando calostro, empezará a notar sus senos más firmes y duros. Esto es un signo de que su producción de leche está aumentando y de que está pasando de fabricar calostro a fabricar leche materna propiamente dicha. Su leche se volverá más blanca y más cremosa, aunque esto varía de una mujer a otra.

Si la leche le tarda más en subir, no se preocupe. Es algo perfectamente normal y no suele haber ningún motivo para preocuparse, pero informe a su médico. Aunque los recién nacidos no necesitan más que calostro durante los primeros días de vida, es posible que el médico de su hijo se quiera asegurar de que su pequeño está comiendo lo suficiente. Puede ayudar el hecho de amamantar a su bebé a menudo para estimular la producción de leche.

¿Cuándo debería empezar a amamantar a mi bebé?

Si es posible, trate de empezar a amamantar a su bebé antes de que haya pasado una hora desde su nacimiento. Los bebés tienden a estar alerta durante sus primeras horas de vida y, así, aprovechará ese estado de alerta natural. Después de ese período de alerta inicial, los recién nacidos se pasan la mayor parte de las próximas 24 horas durmiendo. En ese punto, puede resultar más difícil que su bebé se le agarre bien al pecho.

Cuando coloque a su recién nacido en el pecho, buscará la mama de forma natural (se orientará hacia ella girando la cabeza y hará movimientos de succión con la boca). Para mamar, el bebé se agarrará al pecho formando un cierre hermético alrededor del pezón y la areola mamaria (la parte oscura de piel que hay alrededor del pezón) con la boca. Incluso si su bebé no se agarra bien al principio y se limita a "practicar", sigue siendo bueno que su bebé (¡y usted!) se vayan habituando a practicar la lactancia materna.

En sus primeros días de vida, usted deberá alimentar a su bebé a demanda, es decir, cuando él tenga hambre, generalmente cada una a tres horas, tanto de día como de noche. Conforme los bebés vayan creciendo y sus vientres vayan aumentando de tamaño y vayan aceptando una mayor cantidad de leche, irán espaciando cada vez más las tomas.

¿Cómo puedo saber cuándo tiene hambre mi bebé?

Alimentar a su bebé a demanda significa amamantarlo cuando él tenga hambre. ¿Cómo lo puede saber? Los signos que indican que un bebé tiene hambre son los siguientes:

  • mover la cabeza de un lado a otro
  • abrir la boca
  • sacar la lengua
  • meterse las manos y los puños en la boca o succionárselos
  • poner los labios como si fuera a succionar
  • restregarse contra los senos de la madre
  • manifestar el reflejo de búsqueda (cuando un bebé mueve la boca en la dirección de algo que le toca o acaricia la mejilla).

El llanto es un indicador tardío del hambre. Por lo tanto, trate de amamantar a su bebé antes de que esté tan hambriento como para sentirse tan molesto que sea difícil de tranquilizar.

Para tranquilizar a un bebé inquieto o desconsolado, pruebe a pasar un tiempo de contacto piel a piel. Vista a su bebé solo con el pañal y póngaselo en el pecho.

¿Cómo puedo conseguir que el bebé se me agarre bien al pecho?

Cuando su bebé parezca tener hambre, siga estos pasos:

  1. Haga un "bocadillo de pezón". Agárrese un seno con la mano y comprímalo para hacer un bocadillo de pezón. Una forma fácil de recordar cómo colocar la mano: mantenga el pulgar a la altura de la nariz del bebé y los demás dedos a la altura de su barbilla. (el pulgar y los otros cuatro dedos deben estar lo bastante atrás y los bastante separados entre sí como para que el bebé pueda abarcar el pezón y la areola -la zona circular de piel más oscura que hay alrededor del pezón- cuando se agarre al pecho.) Comprimirse el pecho de esta forma permite que su bebé se agarre bien al pecho. La cabeza de su bebé debería inclinarse ligeramente hacia atrás, con el mentón del bebé tocando la mama.
  2. Haga que su bebé abra completamente la boca. Deslice suavemente el pezón sobre la piel de su bebé, entre la nariz y los labios. Cuando usted haga eso, su bebé debería abrir bien la boca (como si bostezara) y bajar la lengua.
  3. Acerque el bebé al pecho. Cuando el bebé haya abierto bien la boca y bajado la lengua, acérquelo rápidamente al pecho (no acerque el pecho al bebé). El bebé debería poder abarcar con la boca la mayor superficie posible de la areola mamaria. Asegúrese de que la nariz del bebé está casi tocando su pecho (no apretada contra él) y sus labios están orientados hacia fuera (no fruncidos hacia dentro).

Cuando el bebé se le haya agarrado al pecho correctamente, es posible que usted sienta cierta molestia durante unos breves momentos. Después de eso, solo debería notar unos pequeños tirones cuando el bebé succione.

Para tener la seguridad de que el bebé se le ha agarrado bien al pecho, lo mejor es que los observe una persona experta en lactancia materna o alguien que sepa sobre ella mientras amamanta a su bebé.

¿Cómo puedo saber si mi bebé come lo suficiente?

Los pañales de su bebé lo pueden ayudar a saber si su pequeño está mamando los suficiente. Cuanto más mame su bebé, más manchará los pañales.

Orina

Debido a que el calostro está muy concentrado, es posible que su bebé solo moje uno o dos pañales durante sus primeras 24 horas de vida. Cuando tenga de 3 a 4 días:

  • Su bebé debería mojar seis o más pañales al día con una orina transparente o muy clara. Si mojara menos pañales o la orina fuera más oscura, eso indicaría que su bebé no está bebiendo lo suficiente. Si ve cristales naranjas en un pañal mojado, póngase en contacto con el médico del bebé. Son frecuentes en bebés sanos y bien alimentados, y no suelen ser motivo de preocupación. Pero a veces indican que un bebé no está bebiendo lo suficiente.

Heces

Las heces de un recién nacido son densas y alquitranadas al principio, pero se vuelven más verdosas amarillentas a medida que a su madre le va subiendo la leche. Cuando tenga de 3 a 4 días:

  • Su bebé debería hacer cuatro o más deposiciones amarillas y granuladas (como si contuvieran semillas) al día, generalmente, una después de cada toma. A partir de que tenga un mes de edad, los bebés van de vientre con menos frecuencia y se pueden pasar varios días sin ir de vientre.

Lo más probable es que su bebé esté tomando suficiente cantidad de leche si:

  • se alimenta de 8 a 12 veces al día
  • parece satisfecho y tranquilo después de mamar
  • duerme bien
  • está despierto y alerta
  • está ganando peso.

Si le preocupa que su bebé no esté comiendo lo suficiente, llame a su médico.

Lo estoy pasando mal con la lactancia materna. ¿Qué puedo hacer?

La lactancia materna requiere tiempo y práctica. De hecho, puede ser una de las cosas que exigen más esfuerzo y también una de las experiencias más gratificantes de la maternidad.

Mientras esté en el hospital, pida ayuda a un asesor de lactancia materna, el personal de enfermería, el médico de su hijo, o su obstetra-ginecólogo. Cuando le den el alta y vuelva a su casa, fíjese en si hay un asesor de lactancia en zona. Puede buscar información por internet consultando:

Los médicos querrán ver a su bebé entre 24 y 48 horas después de que ambos recibieran el alta hospitalaria. Durante esta visita, el médico pesará a su bebé y evaluará cómo está yendo la lactancia materna (observando su técnica de amamantamiento). Si tuviera problemas o dudas antes de entonces, llámelo.

Haga lo que haga, intente no desanimarse ni tirar la toalla demasiado pronto. Con un poco de paciencia y algo de práctica, la lactancia materna le resultará más fácil.

Para recibir más ayuda sobre la lactancia materna o si tiene dudas o preguntas al respecto, hable con un asesor de lactancia, su médico o alguien que tenga experiencia en cómo se amamanta a los bebés.

Reviewed by: Kristen Littleton, IBCLC;Jamila H. Richardson, BSN, RN, IBCLC
Date reviewed: 2019-11-19